viernes, 9 de septiembre de 2011

...TANTAS COSAS...

Pesa la soledad no deseada,
la falta de un amor y de un regazo;
privarse de la carne, del abrazo
y del beso que endulza la jornada.

Agobia la mirada hacia la nada,
la palabra perdida en el vacío,
la cama a donde solo acude el frío,
la vida de ilusiones despoblada.

Afecta la rutina cotidiana,
el tiempo que transcurre indiferente,
el inútil sudor en nuestra frente,
la misma vacuidad cada mañana.

Apena descubrir en el espejo
el avance continuo hacia el ocaso,
sentir el desaliento a cada paso
y huellas del trajín en el pellejo.

Pero encima de tanto imponderable,
superando con creces toda pena,
avasalla al extremo la condena
de comprender su ausencia irremediable.

Poema en cuartetos endecasílabos, poli rítmico con acentos fijos en 6ª y 10ª.
Rima consonante abrazada ABBA...

1 comentario:

  1. Melancolía nos invade cuando no hay un por qué vivir... Te abrazo.

    ResponderEliminar